CBD para el cáncer

Surviving cancer with coloured cancer bows

Home » CBD para el cáncer

Tiempo de lectura estimado: 16 minutos



Introducción

El cannabis es sólo una planta. A la gente le afecta de diferentes maneras, y lo mismo ocurre con el CBD para el cáncer. Puede tener un efecto calmante y relajante. Sin embargo, también puede causar:

  • Sentirse mal
  • Deteriorar la memoria
  • Sentirse agotado

Químicamente, tanto el cáñamo como el cannabis contienen CBD.

Los compuestos sintéticos derivados del cannabis son un ingrediente de algunos medicamentos contra las náuseas.

El cannabis se utiliza desde hace siglos con fines médicos y recreativos.
El cannabis se está estudiando para determinar si puede utilizarse en el tratamiento del cáncer.

¿Qué son el cannabis y los cannabinoides?


Cannabis es el nombre de la planta. Se conoce por muchos nombres, entre ellos

  • Marihuana
  • Hierba
  • Cáñamo
  • Hierba
  • Marihuana
  • Droga
  • Ganja
  • Hachís

La planta produce una resina que contiene muchas sustancias químicas diferentes. Se denominan cannabinoides. Los cannabinoides pueden tener efectos curativos en el cuerpo.

Los principales cannabinoides del Cannabis son:

  • Cannabidiol (CBD)
  • Delta-9-tetrahidrocannabinol (THC)

Si bien es cierto que el THC es conocido por sus efectos embriagadores, que pueden modificar tu percepción y emociones. No es el único protagonista del mundo del cannabis. El CBD, por su parte, emerge como una estrella sin necesidad de esos efectos euforizantes. Este compuesto es un verdadero aliado de tu bienestar: lucha contra la ansiedad, aplaca las inflamaciones y es un eficaz guerrero frente al dolor.

Cada variedad de cannabis es un universo único, con una constelación de compuestos que ofrecen un abanico de beneficios. Así, el CBD y sus hermanos cannabinoides, trabajan en sinergia para brindarte una experiencia integral que cuida de ti de muchas maneras diferentes.

Aceite de cannabis, aceite de cáñamo y CBD para el cáncer


Se producen diferentes tipos de aceite utilizando diversos componentes de la planta de cannabis. Algunos se ofrecen legalmente como suplementos alimenticios en tiendas naturistas. Otros tipos de aceite están prohibidos.

Aceite de CBD – (bajos niveles de THC)

El THC está presente en el aceite de CBD en microdosis, para crear el efecto séquito. Se obtiene de las flores de la planta de cáñamo o cannabis. Sin embargo, no puede ponerse a la venta como medicamento. El aceite de CBD por sí solo no puede combatir el cáncer.

Aceite de cannabis (altos niveles de THC)

Las flores y hojas de la majestuosa planta de cannabis son la esencia para la creación del aceite de cannabis. Un elixir que alberga altos niveles del componente THC, conocido por sus efectos psicoactivos. Sin embargo, el aceite de cannabis con concentraciones superiores al 0.2%-0.3% de THC se encuentra en la lista de productos restringidos en la mayoría de los países, manteniendo un delicado balance entre el bienestar y la regulación.

Aceite de semillas de cáñamo (sin THC ni CBD)

El aceite de cáñamo se extrae de las semillas de variedades específicas de la planta de cannabis, las cuales no contienen el compuesto psicoactivo THC. Este versátil aceite no solo es utilizado como un acabado natural para madera y un ingrediente hidratante en jabones, sino también como un valioso suplemento proteico en la alimentación. Aunque no se le reconocen propiedades terapéuticas propias, su contribución en distintos productos enriquece nuestra vida cotidiana con un toque de la naturaleza.

Por qué los pacientes de cáncer consumen cannabis y CBD

Durante cientos de años, el cannabis se ha utilizado tanto con fines médicos como recreativos.

La posibilidad de que el cannabis pueda ser eficaz en el tratamiento del cáncer ha atraído mucha atención. No sabemos con certeza si los cannabinoides pueden tratar el cáncer en individuos. La investigación científica hasta la fecha se ha limitado a entornos de laboratorio y ha mostrado resultados inconsistentes. Se ha informado de que altos niveles de THC son eficaces para tratar el cáncer.

Según las investigaciones, ciertos cannabinoides pueden

  • Provocar la muerte celular;
  • Restringir el crecimiento celular;
  • Impedir el crecimiento de los vasos sanguíneos, necesarios para que crezcan los tumores.
  • Reducir la inflamación
  • Limitar la capacidad de propagación del cáncer.
  • Las enfermedades y molestias de la gente han sido ayudadas y tratadas por el aceite de CBD.

Cannabis medicinal

Se refiere a un producto para aliviar los síntomas hecho a base de cannabis.

Algunos productos a base de cannabis se ofrecen como cannabis terapéutico con receta médica. Los siguientes medicamentos pueden administrarse ocasionalmente para tratar los síntomas.

Nabilona (Cesamet)

Se utilizó cannabis para crear este medicamento Tiene licencia para tratar las náuseas graves provocadas por la quimioterapia que no pueden controlarse con otros medicamentos contra el mareo. Debe tragar la cápsula por completo.

Sativex (Nabiximols)

Sativex es un medicamento derivado del cannabis. Para los enfermos de esclerosis múltiple que han probado varios tratamientos sin éxito, puede funcionar. Se pulveriza Sativex, un líquido, en la boca. El Sativex se está estudiando como posible tratamiento para los síntomas del cáncer y para tipos específicos de cáncer.

Cómo utilizar los productos relacionados con el cannabis

Los productos relacionados con el cannabis incluyen

  • Fumado
  • Aplicados en forma de parche
  • Vaporizados,
  • Consumidos (comer o beber),
  • Absorbidos a través de la piel,
  • Administrado como crema, o
  • Aplicado en forma de aerosol.

¿Qué revelan los estudios?

Los cannabinoides pueden, según las investigaciones, matar una célula, impedir que prolifere e impedir que cree nuevos vasos sanguíneos.

CBG (Cannabigerol) para el tratamiento del cáncer

Tenemos una página dedicada que incluye todas nuestras guías de CBD para su comodidad. Haz clic aquí para obtener más información.

Controlar los síntomas del tratamiento del cáncer con CBD

Manejar los efectos secundarios que acarrea el tratamiento del cáncer es crucial para preservar la calidad de vida de quienes enfrentan esta dura batalla. En España, el CBD, ese compuesto no psicoactivo que se extrae del cannabis, está cobrando especial relevancia por su capacidad de actuar en este frente.

El CBD abre una puerta a la esperanza, prometiendo alivio y apoyo en el alivio de síntomas asociados al cáncer, como náuseas, dolor y ansiedad, señalando un camino hacia una terapia complementaria más amable y con rostro humano.

El CBD y el tratamiento del dolor

Uno de los beneficios más comunes del CBD es su potencial para aliviar el dolor, que puede ser una preocupación importante para los pacientes con cáncer. El CBD puede interactuar con los receptores cerebrales para reducir la inflamación y la percepción del dolor. Algunos pacientes han declarado haber encontrado alivio con productos de CBD en casos en los que las estrategias tradicionales de tratamiento del dolor no habían sido suficientes.

CBD para el dolor

Alivio de las náuseas y los vómitos

Las náuseas y los vómitos inducidos por la quimioterapia se encuentran entre los efectos secundarios más difíciles para los pacientes. Existen pruebas que sugieren que el CBD puede ayudar a regular las náuseas y los vómitos al interactuar con receptores específicos que afectan a estos síntomas.

Estimulación del apetito

Los tratamientos contra el cáncer pueden provocar a menudo una pérdida de apetito, lo que dificulta que los pacientes mantengan su ingesta nutricional. Se ha observado que el CBD ayuda a algunos pacientes a recuperar el apetito, lo que es crucial para su fuerza y su salud en general.

Ansiedad y trastornos del sueño

El estrés causado por el cáncer y sus tratamientos puede provocar ansiedad y trastornos del sueño. Se ha informado de que el cannabidiol tiene efectos calmantes que podrían ayudar a aliviar la ansiedad y mejorar los patrones de sueño.

Mantenimiento del CBD después del cáncer

Recomendamos que una vez que esté en remisión o libre de cáncer continúe tomando aceite de CBD de forma preventiva.

productos CBD españa

Durante los 3 primeros meses, puede tomar hasta 250 mg de CBD al día. Es decir, 50 gotas de aceite de CBD al 10% o 33 gotas de aceite de CBD al 15%.

Después de los 3 primeros meses, puedes mantener un mantenimiento de aprox. 100mg CBD / día. Es decir, 20 gotas de aceite de CBD al 10% o 13 gotas de aceite de CBD al 15%.

Recuerda hacer una pausa de 5 días de CBD cada 2-3 meses.

Echa un vistazo a los Vídeos del The Real CBD. Te explicamos todo lo que necesitas saber sobre el CBD. Cómo consumirlo, la dosis y las distintas formas de tomar CBD

Más información de nuestro blog sobre CBD para el cáncer:

RSO son las siglas de Rick Simpson Oil.

El Aceite Rick Simpson (RSO), un aceite elaborado a partir de las flores de la planta de cannabis, está ganando popularidad en Internet entre los pacientes de cáncer.

A diferencia de muchos otros aceites de cannabis, el Aceite Rick Simpson tiene mucho tetrahidrocannabinol (THC), la principal sustancia química de la marihuana que te hace sentir colocado. La sustancia química de la marihuana que te hace sentir «colocado» se llama THC.

Los informes en línea dicen que Simpson es un ingeniero de Canadá y un activista del cannabis. Tras una mala caída, descubrió que la marihuana le ayudaba con sus mareos y otros síntomas. Cuando Simpson contrajo un cáncer de piel de células basales en el brazo, utilizó aceite de cannabis para tratarlo. Los informes dicen que su cáncer de piel desapareció.

Los aceites de cannabis con THC podrían ayudar a las personas que reciben quimioterapia a dejar de sentirse mal y de vomitar. También hay pruebas de que pueden ayudar a aliviar el dolor y a perder o ganar peso.

Pero no hay pruebas de que el RSO u otros tipos de aceite de cannabis puedan tratar el cáncer. Algunas de las primeras investigaciones sobre el THC como tratamiento contra el cáncer han sido alentadoras.

Estudios

Estudios en animales y en laboratorios han demostrado que el THC y otras sustancias químicas del cannabis ralentizan el crecimiento de tumores. Las células relacionadas con el cáncer de pulmón, piel, mama, próstata y otros tipos de cáncer fueron el objetivo de estos estudios de laboratorio. Descubrieron que, en algunos casos, el cannabis puede impedir que las células cancerosas se propaguen.

Los estudios han demostrado que el THC y otros compuestos del cannabis matan las células cancerosas sin dañar las células sanas.

En general, el cannabis se considera seguro. Los mareos y los problemas de memoria son efectos secundarios comunes.

El protocolo del aceite de cannabis para el cáncer consiste en consumir 60 gramos de THC a lo largo de 90 días. Combinar con altas dosis de CBD

¿Cuál es el hecho más importante sobre el CBD para pacientes con cáncer?

Siempre es importante estar al tanto de que el camino del conocimiento es infinito, especialmente cuando se trata de salud. Si has decidido incorporar el aceite de CBD en tu rutina, no olvides compartir esta información con tu equipo médico. Así, juntos podrán garantizar que este complemento natural se integre armoniosamente con tus tratamientos actuales contra el cáncer o cualquier otro medicamento que estés tomando.

Recuerda que no somos doctores ni poseemos un laboratorio de ciencias, pero nuestras recomendaciones nacen de las historias reales de personas que, como tú, buscan alternativas naturales, apoyadas por la calidez de experiencias positivas y anécdotas que inspiran.

Estudios clínicos – CBD para el cáncer

Posibles efectos secundarios del CBD en pacientes con cáncer

A pesar de su gran aceptación, el CBD puede tener sus inconvenientes. Comprender los efectos secundarios es fundamental para tomar una decisión informada.

Boca seca

A menudo conocido como «boca de algodón», es uno de los efectos secundarios más comunes y puede provocar malestar y sed.

Somnolencia

Algunas personas pueden experimentar somnolencia o aturdimiento, lo que puede afectar a las tareas que requieren una atención plena, como conducir.

Cambios en la presión sanguínea

Los estudios iniciales sugieren que el CBD puede afectar a la presión sanguínea, por lo que se recomienda precaución a las personas con enfermedades relacionadas con la presión arterial.

Interacciones con medicamentos

El CBD puede interactuar con ciertos medicamentos, de forma similar al efecto pomelo, al afectar al sistema enzimático del citocromo P450.

Lea más sobre las interacciones del CBD aquí

Molestias digestivas

En algunos casos, las personas pueden experimentar problemas digestivos, como diarrea o cambios en el apetito.

El marco legal del CBD en España se encuentra en una zona gris. Aunque la venta de CBD no está explícitamente prohibida, su regulación es compleja. Los productos de CBD derivados del cáñamo industrial están permitidos siempre y cuando contengan menos del 0.2% de THC, el componente psicoactivo del cannabis. Además, se restringe su uso a aplicaciones externas, como cremas o bálsamos.

Categorización y Venta de Productos de CBD

Los productos de CBD se categorizan como «productos cosméticos» o «suplementos alimenticios» dependiendo de su modo de uso. Para su venta legal en España, los productos deben cumplir con la legislación vigente de la Unión Europea y estar correctamente etiquetados, asegurando que el consumidor recibe información precisa sobre su contenido y posología.

Cultivo de Cáñamo para CBD

El cultivo de cáñamo para la producción de CBD está sujeto a regulaciones específicas. Los agricultores deben estar registrados y sus cultivos autorizados deben ser de variedades de cáñamo aprobadas por la UE, que no superen el límite de THC estipulado.

Ley sobre el aceite de marihuana en España

Cannabis

El aceite de marihuana en España, también conocido como aceite de cannabis, contiene THC y CBD. Mientras que el CBD es legal bajo ciertas condiciones, el THC es una sustancia controlada. La legislación española permite el uso de cannabis para fines terapéuticos, pero su uso recreativo y la venta de productos con THC sigue siendo ilegal.

Regulaciones para el Uso Medicinal del Aceite de Cannabis

En España, el uso medicinal de la marihuana está regulado por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). Los pacientes que requieren tratamientos con THC deben obtener una prescripción médica y el aceite debe ser dispensado en farmacias autorizadas.

Restricciones de Producción y Distribución

La producción y distribución de aceite de marihuana rico en THC está sujeta a estrictas restricciones y solo está permitida para fines médicos o científicos. Las empresas que deseen cultivar cannabis con estos propósitos deben obtener licencias especiales de la AEMPS.

El Aceite de CBD en Comparación con el Aceite de THC

A diferencia del aceite de marihuana con THC, el aceite de CBD derivado del cáñamo está más ampliamente disponible y es legal siempre que no contenga THC o este sea inferior al 0.2%. Los productos de CBD deben estar etiquetados correctamente y no se pueden promocionar con propiedades saludables sin la aprobación de las autoridades sanitarias.

La Posición de España en el Contexto Europeo

La legislación española sobre el cannabis y sus derivados es similar a la de otros países europeos, buscando equilibrar el acceso a tratamientos para pacientes con necesidad y la prevención del uso indebido de sustancias controladas.

Educación y Responsabilidad del Consumidor

Es fundamental que los consumidores estén educados sobre las leyes que regulan el aceite de marihuana y sus diferencias con el aceite de CBD. Elegir productos de fuentes confiables y respetar la legislación vigente es una responsabilidad del consumidor.


The Real CBD para pacientes con cáncer

El Real CBD para pacientes de cáncer en remisión


FAQ – Preguntas Frequentes

¿Se puede utilizar el CBD para tratar el cáncer?

Aunque el CBD es conocido por sus beneficios terapéuticos, no existen pruebas científicas concluyentes de que pueda curar el cáncer. Puede ayudar a aliviar algunos síntomas asociados a los tratamientos contra el cáncer, como el dolor y las náuseas, pero no debe sustituir a las terapias convencionales contra el cáncer.

¿Es seguro el consumo de CBD para los pacientes con cáncer?

En general, el CBD se considera seguro, pero los pacientes con cáncer deben consultar a su médico antes de consumirlo. Esto es especialmente importante para asegurarse de que no interactúa con otros tratamientos o medicamentos contra el cáncer.

¿Cuáles son los beneficios potenciales del CBD para los pacientes con cáncer?

El CBD puede ofrecer beneficios como el alivio del dolor, la reducción de las náuseas y los vómitos inducidos por la quimioterapia, la mejora del sueño y la reducción de la ansiedad. Sin embargo, estos beneficios pueden variar y deben consultarse con un profesional sanitario.

¿Cómo deben tomar el CBD los pacientes con cáncer?

El método para tomar CBD puede variar (por ejemplo, aceites, tinturas, cápsulas). La elección depende de las preferencias personales, de los síntomas específicos que se pretendan combatir y del consejo de un profesional sanitario. La dosis debe determinarse en consulta con un profesional sanitario.

Carrito de compras0
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0